Espacio para aprender de salud femenina, la información es poder.

Desmontando mitos y creencias en el embarazo

1-¿La mujer embarazada debe comer por dos?

 Debe comer con mayor frecuencia, una dieta equilibrada, variada y saludable pero en menores cantidades, para evitar molestias gastrointestinales.

2- La mujer embarazada no debe hacer ejercicio físico: 

Tanto si nunca ha realizado como si lo realizaba habitualmente, es buen momento para realizar ejercicio físico controlado, está totalmente recomendado, si no hay contraindicaciones médicas, es recomendable realizar ejercicios de fortalecimiento muscular, además esto mejorará su estado físico y mental durante el embarazo.

3- El sexo durante el embarazo puede provocar un aborto.

En ninguno de los casos, ni la penetración, ni el orgasmo de la madre pueden perjudicar al feto.

El cuello del útero y las membranas que rodean al bebé, lo protegen de manera muy efectiva.

La actividad sexual podrá estar condicionada por la incomodidad de la embarazada en determinadas posturas a medida que avanza la gestación.

4- No puedes bañarte si estás embarazada.

Falso, debes protegerte de las infecciones vaginales o urinarias haciendo hincapié en no permanecer con la braguita mojada mucho tiempo, pero puedes bañarte hasta el final del embarazo; si la bolsa se rompe mientras estás en el agua, te darás cuenta porque seguirá mojando cuando hayas salido de ella.

5- No puedo convivir con mi gato si estoy embarazada.

Falso, es importante que, sepas si estás inmunizada contra la toxoplasmosis, y otra persona de tu hogar, debe encargarse del cambio de arena o limpieza de la jaula y extremar la precaución y la higiene de manos al finalizar la tarea.

6- Si la madre no satisface el antojo, el bebé tendrá una mancha en la piel:

Es una creencia errónea, las alteraciones hormonales pueden llevar a la madre a desear determinados alimentos y a rechazar otros, pero no van a provocar marcas de nacimiento.

7- Si la madre tiene ardor de estómago, el bebé nacerá con mucho pelo:

Falso, las alteraciones hormonales, en concreto la progesterona, es la responsable del ardor de estómago, y conforme el útero va creciendo y desplazando el estómago hacia arriba, es común que aumenten los ardores y reflujo, ya que es más fácil que se produzca el ascenso del contenido gástrico al esófago cuando el esfínter se relaja.

8- Los días de luna llena, se desencadenan más partos:

Falso, numerosos estudios han buscado relación y no existe ninguna estudio que lo corrobore.

9- Los labios se hinchan días previos al parto:

Falso, la cercanía del parto no se detecta por la hinchazón de los labios, esta hinchazón, junto con el resto del cuerpo, podría necesitar una consulta con su doctor.

10- “La forma de la tripa determina el sexo del recién nacido”

Esta afirmación carece de base científica, existen diferentes tipos de cuerpos y con ello, diferentes tipos de barriga, no determinan el sexo del bebé.