Espacio para aprender de salud femenina, la información es poder.

Tipos de parto

¿Todos los partos son iguales? ¿La cesárea siempre es de urgencia? ¿Por qué siempre intentan que sea parto vaginal? ¿Se puede dar a luz en el agua? ¿Solo se puede parir en una cama boca arriba? ¿Puedes parir fuera de la cama en un hospital?

Existen varios tipos de parto, y la elección del método de parto adecuado depende de varios factores, incluyendo la salud de la madre, la posición del bebé, las preferencias personales y las recomendaciones médicas. Los tipos de parto más comunes son:

  • Parto vaginal espontáneo (PVE): Este es el tipo de parto más común, en el cual el bebé es expulsado a través de la vagina de la madre de manera natural, sin la necesidad de intervenciones médicas.
  • Parto vaginal asistido (PVA): En algunos casos, el parto vaginal puede requerir asistencia. Esto puede incluir el uso de fórceps o ventosas obstétricas para ayudar a guiar al bebé a través del canal de parto. Este método se utiliza cuando hay dificultades en el proceso de parto, como el agotamiento de la madre o la necesidad de acelerar el parto.
  • Cesárea: En una cesárea, el bebé es retirado del útero de la madre a través de una incisión en el abdomen y el útero. Este procedimiento se realiza cuando existen complicaciones que hacen que el parto vaginal sea peligroso o inviable. Algunas de las razones comunes para una cesárea incluyen la presentación de nalgas del bebé, problemas con el cordón umbilical, o complicaciones médicas de la madre.
  • Parto inducido: En casos en los que el parto no comienza de forma natural o es necesario acelerarlo por razones médicas, se puede utilizar la inducción del parto. Esto implica la administración de medicamentos, como prostaglandinas o oxitocina, para iniciar o acelerar las contracciones uterinas y el proceso de parto.
  • Parto en el agua (parto acuático): Algunas mujeres optan por dar a luz en una piscina o bañera de agua caliente. El agua se utiliza para proporcionar comodidad y alivio del dolor durante el parto, pero debe realizarse bajo supervisión médica.
  • Parto en casa: En algunos lugares, las mujeres pueden optar por dar a luz en su propio hogar con la asistencia de parteras o profesionales de la salud especializados en partos en casa. Este enfoque se elige por razones personales y de comodidad, pero requiere una planificación cuidadosa y la evaluación de los riesgos y beneficios.
  • Parto natural: Este término se utiliza a menudo para referirse a un parto vaginal sin intervenciones médicas significativas, como epidurales o fórceps. Las mujeres que eligen un parto natural suelen optar por minimizar la intervención médica y confiar en sus cuerpos durante el proceso de parto.

Cada tipo de parto tiene sus propias ventajas y desventajas, lo más importante es garantizar la salud y seguridad tanto de la madre como del bebé durante el proceso de parto.

Por lo tanto, para resumir y responder a las preguntas iniciales; existen tantas experiencias de parto como mujeres, cada uno es único, y cómo lo vive cada mujer, también. Las cesáreas programadas existen, pueden deberse a una preferencia de la madre ( en el ámbito de la sanidad privada) o a una colocación de nalgas del bebé, o cualquier otra consideración por parte del equipo médico. Cuando se realizan cesáreas de urgencia es debido a algún factor de salud de mamá o bebé. Generalmente se explica a las mujeres embarazadas que la primera opción es el parto vaginal puesto que el paso del bebé por el canal del parto es fisiológico y beneficioso para él y la recuperación de la madre generalmente tiende a ser menos complicada en partos vaginales.

Existen algunos hospitales que tienen disponibilidad de bañera en paritarios y personal formado para realizar partos de baja intervención, son muy exigentes con los criterios y ante cualquier riesgo pueden desestimar esa opción, pero si todo se desarrolla con normalidad, es una opción más disponible sólo en algunos hospitales.

La postura boca arriba que vemos en las películas para dar a luz, suele ser la fase final del expulsivo en mujeres con epidural completa, pero es importante que se favorezca el movimiento durante el proceso de parto, aunque la mujer tenga la epidural puesta y necesite ayuda para moverse, ponerse de lado, flexionar una pierna y luego la otra, pueden ser de mucha ayuda.

Durante la dilatación es IMPRESCINDIBLE que la mujer conozca su cuerpo, el proceso por el que está pasando con su bebé y porqué es tan importante el movimiento. Sin la epidural hay más posibilidades de adoptar diferentes posiciones durante el trabajo de parto y finalmente elegir la que más cómoda le parezca a cada una para recibir a su bebé.